No hay enemigos

Sin comunicación, no hay real comprensión posible. Pero asegúrate que te puedes comunicar contigo mismo primero. Si no puedes comunicarte contigo mismo, ¿cómo esperas comunicarte con otra persona?

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑