Acerca del acercar gente

No me gusta describirme en base a mis estudios, experiencia laboral y un discurso preparado. Prefiero en base a emociones, temores y a sueños convirtiéndose en metas y en metas convirtiéndose en logros.

Soy una persona inicialmente tímida, pero que si le das un poco de tu confianza e intelecto, podrá ser tu más gracioso amigo, más fuerte animador, más silencioso cómplice y más cercano confidente, según la situación y tú lo requieran. Me considero muy bueno amigo cuando debo serlo y muy digno enemigo (aunque considero no tener ni uno) cuando me planten cara. Aunque pueda pasar metido horas y horas frente a una computadora, leyendo, trabajando y jugando; puedo también pasar horas y horas en la calle, de madrugada, hablando con unos amigos o disfrutando de una lluvia torrencial. Amo viajar aunque no lo parezca (¿o sí lo parece?) y pienso pisar los 5 (dicen 6, ahora) continentes antes de los… ¿40? Sí, a los 40 años estará bien.

Me considero una persona demasiado afortunada, y por lo tanto, humilde. Si te doy la mano alguna vez, espero nunca en serio sacártelo en cara, aún así necesite una mano de vuelta. Porque aunque me considero correcto, como todos, me falta mucho por aprender y corregir. Hay luchas que vencer cada día al despertar, para tener sueños cada vez más cercanos al descansar. Tengo sueños que estoy seguro voy a alcanzar mientras trato de disfrutar el viaje llamado vida. Este blog es el inicio de uno de esos sueños, o incluso algo más, mucho más.

Cada persona es un mundo maravilloso que debe ser descubierto y tratado con la misma bondad y amabilidad como quisieras que te traten. Por tanto, siento que no hay espacio suficiente para escribirlo todo. Este espacio no haría justicia en describir, a consciencia, ni a la persona más “simple” del mundo.  Por eso, te invito a redescubrirte, Marco, e invito a quien quizás lea esto, a conocerme mejor. No imagino otro fin mejor para un espacio como este: el conocer nuevas y antiguas personas y, en el proceso, redescubrirse uno mismo, mejorado, evolucionado.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: