“Busca En Tu Interior” (Search Inside Yourself) [LIBRO RESUMIDO]

Busca En Tu Interior (2012) enseña cómo el poder de la inteligencia emocional y la atención plena pueden usarse para mejorar personal y profesionalmente. Las enseñanzas de Tan están basadas en años de investigación y te brindan la oportunidad de desarrollar tu felicidad, creatividad y productividad.

Chade-Meng Tan, quien se pasó años promoviendo la atención plena en Google, es un premiado ingeniero, nominado al Premio Nobel y fundador del Instituto de Liderazgo Busca en tu Interior. En el 2010, dio una charla TED por encargo de las Naciones Unidas. En el 2013, fue invitado a dar un discurso sobre la amabilidad en la Casa Blanca.


Comprende tus propias emociones y las de otros.

La mayoría de nosotros pugna por tener una buena educación, pensando que es la única manera de llegar a un trabajo bien pagado. Pero una de las claves más importantes del éxito profesional es, en realidad, la inteligencia emocional, la cual puede aprender fuera de la escuela.

Este resumen te mostrará cómo incrementar tu inteligencia emocional y te guiará a través de los pasos para convertirte en un mejor líder, co-trabajador o pareja. También te revelará cómo la atención plena puede mejorar tu felicidad.

El principio básico detrás de la metodología es un enfoque de tres pasos: Primero debes desarrollar tu capacidad de dirigir tu atención según lo desees, y aquí la meditación de la atención plena es muy útil. Con esta atención mejorada, puedes obtener un mejor entendimiento de tus propios procesos cognitivos y emocionales. Finalmente, al construir sobre esta base, puedes establecer buenos hábitos mentales para tu bienestar que incrementarán tu felicidad y efectividad.


La inteligencia emocional es una de los muchos diferentes tipos de inteligencia.

¿Qué significa para ti la inteligencia? ¿Un CI alto? ¿Brillantes habilidades lingüísticas? ¿Y qué tal las aptitudes musicales?

Howard Gardner, un psicólogo del desarrollo en Harvard, fue el primero en proponer una teoría de inteligencias múltiples. Argumentó que un niño que carecía de habilidades en matemáticas, pero mostraba talento en lenguaje o las artes, por ejemplo, debería también ser considerado inteligente.

Para ilustrar su argumento, Gardner brindó una lista de diferentes tipos de inteligencia, las que incluían entre otras a la inteligencia intrapersonal y la inteligencia interpersonal. Tener inteligencia intrapersonal significa estar atento a tus sentimientos, valores y objetivos internos. La inteligencia interpersonal, por otro lado, requiere atención de los sentimientos, emociones y motivaciones de los demás.

Inteligencia intrapersonal e interpersonal forman en conjunto la inteligencia emocional, la habilidad de comprender los sentimientos y emociones de ti mismo y de los demás y la habilidad de usar ese conocimiento para guiar tus acciones y pensamientos.

El autor del libro Inteligencia Emocional, Daniel Goleman, agrupó la inteligencia emocional en cinco categorías:

  • Auto-consciencia es tu conocimiento sobre tu estado interno y tus preferencias, recursos e intuición.
  • Auto-regulación es la habilidad para controlar tus impulsos, recursos y estado mental.
  • Motivación es la habilidad emocional para dirigirte hacia tus objetivos.
  • Empatía es tu atención de los sentimientos, necesidades y preocupaciones de otros.
  • Y la categoría final es habilidades sociales: tu habilidad para influir en los demás.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de la inteligencia emocional?

Bueno, consideremos a Bill Duane, un director de ingeniería, en cómo usó el entrenamiento en inteligencia emocional para mejorar su vida.

A través del entrenamiento de la inteligencia emocional, Duane notó que necesitaba más tiempo para sí mismo y redujo sus días de trabajo a cuatro en una semana. Con un día menos de trabajo, encontró el tiempo para enfocarse más en su bienestar, y se motivó para alcanzar más mientras hacía menos. Se convirtió en un mejor escuchador, aprendió a cómo regular su temperamento y comprendió situaciones desde perspectivas diferentes. Como resultado, Duane se convirtió en un gerente más efectivo, no sólo mejorando su vida, sino también las vidas de aquellos que trabajaban para él.

Así que ahora sabes qué es la inteligencia emocional. Sigamos para ver exactamente qué tan útil puede ser para tu vida cotidiana.


Con práctica, la inteligencia emocional puede mejorar drásticamente tu rendimiento laboral.

Ahora que sabes qué es la inteligencia emocional, el siguiente paso es aprender cómo te puede ayudar, y cómo puede ser mejorada.

Una ventaja de desarrollar tu inteligencia emocional es que puede llevarte a un mejor rendimiento laboral. Por ejemplo, un nivel más alto de motivación, una de las cinco categorías de la inteligencia emocional, aumenta el optimismo, que a su vez mejora tu rendimiento en el trabajo, como demostró un estudio conducido en los 80s por el psicólogo americano Martin Seligman. Él descubrió que, en su primer año de ventas, los agentes de seguro optimistas superaban a sus colegas pesimistas en 8 por ciento y en 31 por ciento el siguiente año. El estudio demuestra que las competencias emocionales como el optimismo puede tener un efecto considerable en el rendimiento del trabajador.

Comprender y poseer una inteligencia emocional puede también hacerte un mejor líder.

Un buen ejemplo es el Gerente General de Delta Airlines, Gerald Grinstein, quien enfrentó difíciles tareas de reducir los costos en el trabajo. Grinstein era estricto, pero gracias a sus habilidades interpersonales, fue capaz de mantener altas la lealtad y motivación de sus empleados a través de este duro período. Él comprendió la importancia de crear un ambiente laboral positivo, restaurando una comunicación efectiva y desarrollando la confianza.

Pero si tú no posees naturalmente una alta inteligencia emocional como Grinstein, no desesperes, aquellos con baja inteligencia emocional puede aprender a mejorarla.

Ebenezer Scrooge de la novela Cuento de Navidad de Charles Dickens es un caso apropiado. En el comienzo, Scrooge demuestra muy bajos niveles de inteligencia emocional intrapersonal, y, a pesar de su riqueza, es incapaz de sentirse feliz. Si es que leíste o viste la obra, recordarás que Scrooge es visitado por tres fantasmas, los cuales intentan contraatacar su baja auto-consciencia. Al final, al llegar a un acuerdo con sus pensamientos y acciones, Scrooge consigue tener éxito en mejorar su inteligencia emocional.

Tú también puedes mejorar tu inteligencia emocional, incluso sin la ayuda de visitantes sobrenaturales. Por tanto, echemos un vistazo a algunas técnicas reales sobre cómo puedes lograr esto.


Las meditación mejora la concentración, relajación y sentido de alerta, y nos hace más felices.

La meditación podría parecer algo mágico, pero en realidad no es nada más que un entrenamiento mental. Así como las muchas máquinas de entrenamiento en el gimnasio están diseñadas para ejercitar diferentes músculos, los diferentes tipos de meditación están diseñados para ejercitar diferentes partes de tu mente.

El mejor entrenamiento mental para desarrollar la inteligencia emocional es llamado meditación consciente (mindful meditation), o simplemente atención plena (mindfulness). Mejora nuestra concentración al entrenar nuestra atenciónmeta atención.

La atención, definida por el psicólogo a finales del siglo diecinueve William Janes, es “tomar posesión de la mente, de una forma clara y vívida”.

Por el contrario, la meta atención es “la atención de la atención”. Es tu habilidad para darte cuenta de cuando estás prestando atención, o cuando tu atención ha menguado.

Para demostrar esto, imagina andar en una bicicleta. Al andar, mantienes tu balance con muchas micro-recuperaciones. Si la bicicleta se inclina hacia un lado, tú te ajustas a ti mismo para el otro lado, y viceversa. Realizar estas micro-recuperaciones te mantiene derecho y en balance, creando la sensación de una conducción fluida.

Lo mismo pasa para la atención. Cuando tu meta atención está bien entrenada, puedes realizar una micro-recuperación cada vez que empieces a perder concentración, trayendo tu atención de vuelta a la tarea que estés haciendo. Hacer esto lo suficiente dará resultado a largos períodos de profunda concentración.

Además de brindarte una mejor concentración, la atención plena o mindfulness también te despeja la mente y te ayuda a ser más calmado.

Imagina una olla con agua, llena de sedimentos, que está siendo constantemente removida, causando que se ponga turbia. Si dejas de mover la olla, el agua se volverá calma y clara, y el sedimento se hundirá al fondo.

De forma similar, cuando relajas tu mente, tu estrés y ansiedades se hundirán hasta el fondo, permitiendo que veas más claramente.

Y de acuerdo con Alan Wallace, un experto en la concentración relajada, aclarar tu mente a través de la meditación la ayuda a alcanzar su estado natural de felicidad.

Para empezar con la meditación de la consciencia, encuentra una posición cómoda para sentarte donde te sientas relajado y alerta al mismo tiempo. Comienza por tomar tres lentas y profundas respiraciones y luego empieza a respirar naturalmente. Ahora enfoca tu atención en tu respiración. Esto puede significar, por ejemplo, el aumento y descenso de tu abdomen o la sensación en tus fosas nasales. Cuando sientas que tu atención se fue a la deriva, gentilmente tráela de nuevo a tu respiración. Puedes hacer esto por diez minutos o cuanto tiempo esté bien para ti.


Desarrollar una sensación más profunda de auto-consciencia puede ayudarte a dominar tus emociones.

Mingyur Rinpoche, un maestro budista, una vez dijo que en el momento que ves un río embravecido, ya estás alzándote sobre él. De forma similar, cuando puedes ver una emoción, tú ya has dejado de estar a merced de ella.

Para superar tus emociones, necesitas la auto-consciencia; una vez que seas más auto-consciente, serás más capaz de ser exitoso.

De acuerdo a las observaciones hechas por los psicólogos Dr. Cary Cherniss y Dr. Robert Caplan, el entrenamiento de la auto-consciencia ayudó a asesores financieros de American Express a tener éxito en sus trabajos. El entrenamiento les enseñó a estar más conscientes de la improductiva charla interior: las negativas y auto-destructivas historias que usualmente nos decimos a nosotros mismos, y esta consciencia les permitió dudar menos de sí mismos, lo que a su vez resultó en mayores ingresos y mejores consejos para sus clientes.

Además, después de ser conscientes de cómo reaccionaban a las situaciones de alta presión, llegaron a comprender la importancia de las técnicas anti-estrés como la meditación. Con sus niveles bajos de estrés, fueron capaces de trabajar con un enfoque renovado, liderando el éxito en sus trabajos.

La auto-consciencia funciona porque activa el neocortex, o el cerebro pensante.

Cuando sientes como si tus emociones estuvieran a punto de estallar incontrolablemente, la auto-consciencia pasa la voz al neocortex para analizar la explosión.

Por ejemplo, cuando tu jefe te da una reprimenda por algo, tú sientes la urgencia de responderle a gritos, pero tu neocortex, después de analizar la situación, te aconseja que no lo hagas. Sería más sabio, te dice esta parte de tu cerebro, que consideres lo que dice racional y calmadamente, y lo uses para mejorar tu rendimiento laboral.

La auto-consciencia puede también mejorar tu confianza. Un buen ejemplo es el propio autor, quien usaba la auto-consciencia para ser más confiado o seguro.

Él fue requerido para hablar en el Festival de la Paz Mundial, en Berlín. Cuando llegó, se sentía extremadamente nervioso, y fue entonces que usó la auto-consciencia para recordar sus fortalezas y debilidades. Se recordó a sí mismo de su conocimiento sobre buenas prácticas en situaciones corporativas, y de su habilidad para crear una atmósfera de paz y buen humor.

También se hizo recordar de sus defectos, como enredarse la lengua mientras hablaba Inglés, y fue consciente de que podía superar esto si se enfocaba en respirar profundamente, sonreír y practicar la atención plena.

A través de esta auto-consciencia, fue capaz de sentirse más cómodo y seguro en el festival.


Motivadores intangibles como un propósito compartido mantienen mejor la motivación del trabajador en vez de recompensas externas.

Muchos ejecutivos cree que las recompensas externas, como el dinero o beneficios, son los mejores motivadores de altos rendimientos en el lugar de trabajo.

Pero, de hecho, los motivadores intangibles pueden incluso ser más efectivos en mejorar el éxito y ganancias que los tangibles.

Aquí un ejemplo. Tony Hsieh, CEO de Zappos, el vendedor de zapatos online, hizo crecer su tienda digital hasta ser una compañía millonaria. Y el secreto del éxito de Hsieh fue entregar felicidad. Construyendo sobre ese principio, Hsieh motivó una cultura de trabajo que promovía la felicidad del trabajador, lo que lo llevó a un mejor servicio al cliente y, en consecuencia, a clientes más felices.

Hsieh cree que la felicidad en el lugar de trabajo viene de tres cosas.

La primera es placer. Este tipo de felicidad viene de perseguir el próximo hito, por ejemplo, un gran bonus, un gracias de tus colegas, una mención especial por el vicepresidente o una aparición en el periódico New York Times. Lo malo de este tipo de felicidad es que no dura mucho.

La siguiente fuente de felicidad es la pasión. Cuando eres apasionado sobre tu trabajo, entras a un estado de flujo, un estado de concentración y enfoque totales. Las personas han reportado experimentar este flujo en una amplia variedad de actividades, como realizar cirugías cerebrales, clasificar documentos y, sí, al meditar. Además, la pasión, comparada al placer, es mucho más sostenible.

Finalmente, de acuerdo con Hsieh, la felicidad también viene de un propósito mayor. Es sobre ser parte de algo que es más grande que tú, y es el más consistente tipo de felicidad. Cuando trabajas en llenar tu propósito mayor, el trabajo en sí mismo es la recompensa.

Cuando el propósito de tu trabajo se alinea con tus valores, ya no se siente como un trabajo rutinario. Como dice la frase: Si amas lo que haces, buscarás hacerlo todos los días.

Solamente considera al poeta Norman Fischer, quien ama tanto su trabajo que no lo considera como tal. Aunque Fischer es un renombrado profesor Zen y a menudo trabaja más que los profesionales de Silicon Valley, en sus ojos, él nunca ha trabajado ni un día de su vida.


La empatía es útil en relaciones tanto personal como profesionales.

Si quieres ser habilidoso en dibujar, necesitas practicarlo. La misma regla aplica para mejorar tu empatía, un tipo de inteligencia emocional con muchos beneficios.

Empatizar con los demás y mostrarles amabilidad no sólo los hace sentir comprendidos; sino que también desarrolla la confianza.

Considera un ejercicio de empatía dirigido por el autor. Él escuchaba a su compañera mientras ella expresaba sus sentimientos, y luego, cuando había terminado, él le retransmitió lo que pensaba que ella estaba sintiendo. Al final del ejercicio, ella estaba en lágrimas, y le dijo que nunca se había sentido así de comprendida en mucho tiempo.

La empatía también puede ser usada para reparar relaciones, al ayudarnos a manejar los conflictos con nuestras parejas, compañeros de trabajo e hijos. Al usarla, pueden alcanzar juntos un entendimiento compartido, ayudando a resolver problemas rápidamente.

Esta técnica fue usada por el autor para resolver el resentimiento que sentía hacia su nuevo gerente, Eric. Al decidir que tenía que enfrentar el problema, el autor concertó una reunión con Eric para hablarle sobre lo que sentía. Durante la reunión, hablaron sobre temas personales, como anécdotas y aspiraciones. Fue a través de esta conversación que lograron conocerse mejor el uno al otro, y, al final, el autor no se sintió más resentido.

Si alguna vez sientes que no tienes empatía con alguien, puedes intentar los ejercicios de empatía Tal Como YoAmabilidad Afectuosa.

Tal Como Yo te pide imaginarte a ti mismo en los zapatos de la otra persona y llegar a comprender que ella desea ser feliz y amada, tal y como tú.

El segundo ejercicio de empatía, Amabilidad Afectuosa, requiere que medites y tengas deseos positivos hacia la otra persona. Desearle lo mejor a alguien más desarrollará tu capacidad de empatizar y mejorará tu relación con esa persona.


Experimentar amor de los demás podría llevarnos a ser mejores líderes.

¿Alguna vez te han dicho que, para sobrevivir en la vida, necesitas ser egoísta y hacer las cosas por ti mismo?

Bueno, ignora eso, porque nada podría estar más alejado de la realidad, especialmente si planeas convertirte en un líder efectivo.

Eso es porque las personas trabajarán más duro si les gusta su líder.

Estudiosos del liderazgo Jim Kouzes y Barry Posner observaron qué características distinguían a gerentes exitosos sobre el resto. En su investigación, encontraron que el diferenciador clave era el afecto. Los gerentes exitosos mostraban afecto y bondad hacia sus empleados. A diferencia de los gerentes con bajo rendimiento, estos gerentes no temían desarrollar una relación cercana con su equipo o compartir sus pensamientos.

Los líderes que muestran compasión son más efectivos en sus trabajos porque intentarán aliviar cualquier sufrimiento que sus empleados puedan estar experimentando.

Jim Collins, el autor de Empresas Que Perduran, investigó a cientos de grandes empresas americanas de 1965 a 1995 y encontró que lo que hacía grandiosa a una buena compañía era el liderazgo. Las grandiosas compañías tenían líderes que eran compasivos, que mostraban humildad y aspiraban a hacer una diferencia en el mundo.

Esto es porque los líderes compasivos tienen más fácil influenciar a los demás.

Toma como ejemplo al renombrado psicólogo Paul Ekman, quien pasó a través de una niñez terrible y creció siendo un amargado adulto. En el 2000, Ekman fue invitado a hablar en una conferencia donde el Dalai Lama estaba presente. Él se sentó con el Dalai Lama, quien se dirigió a él y tomó su mano. Este simple gesto tuvo un efecto profundo en Ekman. Sintió la esencia de la “bondad” a través de su entero ser, y al final del intercambio, encontró su enojo desvaneciéndose y su perspectiva sobre la vida cambiando. Desde ese momento que le cambió la vida, Ekman ha contribuido a investigaciones científicas para ampliar el entendimiento del balance emocional, la compasión y el altruismo.

Así que recuerda: cuando te propones encontrar la felicidad y auto-realización en tu vida y el trabajo, empieza por buscar en tu interior.


Resumen Final

El mensaje clave de este libro:

Todos tenemos la habilidad de mejorar nuestras vidas, y esta mejora puede ser alcanzada a través de la concentración, la claridad mental, la creatividad y la empatía. Al usar estas prácticas y ejercicios, todos podemos ser mejores oradores públicos, humanos más optimistas, parejas más calmadas y trabajadores más capaces.

Consejo para Actuar:

Un ejercicio de escaneo de cuerpo puede ayudarte a concentrarte y relajarte.

Empieza por encontrar una posición cómoda al sentarte y pasa dos minutos respirando, con tus ojos cerrados. Luego pasa por cada parte de tu cuerpo, una por una, realmente enfocándote en las sensaciones que encuentres en tu cabeza, cara, cuello, espalda, pecho y hombros. ¿Puedes también sentir una emoción en tu cuerpo? Ahora, lleva a la mente una emoción positiva al recordar un evento agradable. Luego intenta localizar dónde en el cuerpo sientes esa emoción. Finalmente, pasa dos minutos respirando naturalmente y vuelve al momento presente.

Este escaneo del cuerpo es valioso porque te permite enfocarte mucho más en tus sensaciones físicas que en la vida cotidiana, y además te relaja, lo que puede ayudarte a dormir.

[Traducido del resumen del libro “Search Inside Yourself” en Blinkist].

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: