10 formas de convertir en un hábito inquebrantable el hacer ejercicio

Por Lachlan Brown

Con el 2018 avanzando a duras penas, es probable que la mayoría de nosotros estemos teniendo cada vez más problemas en mantener esas promesas de Fin de Año que soltamos sin pensar hace unos cuantos meses.

Sin pensar mucho en cómo haríamos los cambios de vida razonables para agregar estas nuevas promesas en nuestras vidas, resultó ser mucho más difícil de lo esperado.

Y una promesa que probablemente te hiciste (y en la que probablemente ya fallaste) es ponerte en forma.

Pero no hay razón para esperar a otro Año Nuevo para volver a la trotadora y perder peso y ganar músculo consistentemente.

El ejercicio no es algo que inicies algún día y continúes haciendo indefinidamente.

El ejercicio es arduo y difícil, y la única manera de que puedas mantenerte haciéndolo es convertirlo en un hábito.

Aquí hay 10 maneras en las que puedes cumplir aún tu promesa y volverte un adicto al ejercicio:

1. Obtén Ropa de Entrenamiento

La primera de estas formas quizás sea la más simple: asegúrate que tienes ropa para hacer ejercicio.

Cuando tienes ropa que está específicamente definida como tu uniforme de entrenamiento, es más fácil construir la mentalidad de ejercicio en tu cabeza. No sientes como si estuvieras botando un suéter para levantar pesas, sino que estás preparando tu uniforme para ir a la batalla.

2. Elimina Cualquier Excusa Con Un Listado

Hay una docena de cosas que pueden detener cualquier entrenamiento. Quizás tu teléfono no está cargado, así que no puedes escuchar música.

Quizás tu ropa de ejercicio no haya sido lavada. Tal vez tu bebida no haya estado en la refrigeradora lo suficiente.

Recuerda que tu mente está trabajando activamente en tu contra, siempre tratando de encontrar razones para evitar el gimnasio.

Así que no le des esas razones. Prepara una lista de pre-entrenamiento y asegúrate que cada ítem en esa lista esté verificada, así la única excusa será tu propia pereza.

3. Experimenta

Tal vez hayas leído en un artículo que es mejor hacer ejercicio en las mañanas. Pero si no lo sientes así, entonces no es para ti.

No lo fuerces si no lo sientes correctamente. Haz lo mejor que puedas para cambiar las cosas alrededor – intenta distintos tiempos, distintos ejercicios, distintas rutinas.

Haz de todo para conseguir que quieras volver.

4. Marca Tus Entrenamientos en el Calendario

Y no sólo el próximo. Marca cada entrenamiento al menos por el siguiente mes en tu calendario, y comprométete a esos tiempos.

Esto cambia tu mentalidad de ejercitarte cuando te sientas animado a hacerlo, a algo que haces porque es parte de tu itinerario.

Mientras más legitimas el ejercicio en tu mente, menos probable es que lo dejes de hacer.

5. Asegúrate Que Disfrutas Tu Entrenamiento

Todos tenemos diferentes cuerpos, y con ello diferentes grupos de fortalezas y debilidades.

No te quedes con una guía y haz de todo hasta que estés absolutamente hastiado del gimnasio. Si algo no está funcionando para ti, entonces intenta algo nuevo. ¿Odias correr? Prueba con las pesas. ¿Odias las pesas? Intenta las máquinas. ¿Odias las máquinas? Prueba algo más.

El punto es este: no estás ahí para tener un cuerpo de físico culturista (aún no, al menos). Estás ahí para ponerte en forma. Y eso significa hacer cualquier ejercicio con el que puedas comprometerte de manera consistente. Suda la gota gorda, de cualquier manera que lo sientas adecuado.

6. Haz de ti una persona que rinda cuentas

La mayoría de las personas deja de hacer ejercicio porque no tiene nada que la empuje excepto su propia voluntad.

Y a pesar de lo muy mentalmente en forma que pienses estar, el poder de voluntad es un recurso finito.

¿Entonces qué puedes hacer? Comprométete a dar cuentas. Esto significa implicar a alguien más o algo más que esté esperando que entrenes.

Puede ser un compañero de ejercicio, un entrenador por el que has pagado, un grupo de apoyo, o incluso una aplicación móvil.

7. Ten Una Línea de Llegada

Si vas al gimnasio con nada más que un “Quiero perder peso y tonificar mi cuerpo”, entonces nuevamente, estás condenado al fracaso.

Necesitas fechas límites o hitos tangibles y claros con los que te puedas comprometer, un paso a la vez.

Quizás tu hito sea estar lo suficientemente en forma como para levantar un cierto peso, tal vez quieras completar tu primera maratón de 5 kilómetros. Sea lo que sea, asegúrate de tener un objetivo.

8. Sigue Adelante, Incluso Si No Estás Dándolo Todo

La manera más fácil de cansarte del gimnasio es a través del exceso de esfuerzo. Esto es cuando pretendes ser Rocky cada vez que pasas por las puertas del gimnasio.

Te empujas a ti mismo más duro de lo que nunca lo has hecho, imaginándote como si estuvieras en una película de auto-superación.

¿El problema de esto? Las películas no tienen que volver al gimnasio al día siguiente, ni el siguiente, ni al siguiente. ¿Puedes realmente vencer todos tus límites y récords cada simple día?

Por supuesto que no. Y no esperes hacerlo.

Lo que es más importante es que continúes yendo, no que roces tus límites cada vez que vas.

9. Solamente Muévete

Esto es tan simple, pero muchos de nosotros lo ignoramos. Sólo muévete. No importa qué tan cansado o adolorido o cuánta razón puedas tener en contra de esto. Sólo. Sigue. Moviéndote.

Tu mente se adaptará y te seguirá y tu motivación te permitirá terminar, siempre y cuando le hayas dejado comenzar.

10. Planea Tu Entrenamiento

¿Y finalmente? Asegúrate de que tienes un plan de entrenamiento. Ir al gimnasio e improvisar puede funcionar para las personas que han estado yendo por años, ¿pero para un primerizo? Necesitas dirección.

[Traducido del artículo “10 ways to make exercise an unbreakable habit“].

4 comentarios sobre “10 formas de convertir en un hábito inquebrantable el hacer ejercicio

Agrega el tuyo

  1. Estoy de acuerdo con el punto 9, ya que cuando uno empieza este recorrido siempre hay algo que nos impulsa a dejarlo pero al menos al 4 intento sientes que ya no das más! Pero la tan sola idea de “muévete” es decir moverse dentro de este camino es importante porque solo tú sabes cuál es tu meta! Y tu propia mente te va ayudar a seguir! Yo lo intente durante el tiempo y me gusto, pero por problemas de tiempo ya no pude continuar. Cuándo tenga el tiempo que se necesita porque para esto debemos ser constantes y determinativos al momento de tomar una decisión y no dejar que tu palabra, sean solo palabras! Y de verdad hacerlo y no dejan que nadie nos detenga!

    Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo con el punto 9, ya que cuando uno empieza este recorrido siempre hay algo que nos impulsa a dejarlo pero al menos al 4 intento sientes que ya no das más! Pero la tan sola idea de “muévete” es decir moverse dentro de este camino es importante porque solo tú sabes cuál es tu meta! Y tu propia mente te va ayudar a seguir! Yo lo intente durante el tiempo y me gusto, pero por problemas de tiempo ya no pude continuar. Cuándo tenga el tiempo que se necesita porque para esto debemos ser constantes y determinativos al momento de tomar una decisión y no dejar que tu palabra, sean solo palabras! Y de verdad hacerlo y no dejan que nadie nos detenga!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: