12 Formas de Desbloquear los Poderes del Nervio Vago

Por Thomas Ropp

Cómo Hackear tu Sistema Nervioso

El denominado “vago” es el nervio más importante que probablemente no sabías que tenías.

A diferencia de otras Vegas, lo que pasa en el nervio “Vagus” no se queda ahí. El nervio vago es un largo y serpenteante conjunto de fibras motrices y sensoriales que conectan el tronco cerebral con el corazón, pulmones e intestinos. También se ramifica para tener contacto e interactuar con el hígado, el bazo, la vesícula biliar, el uréter, los órganos de fertilidad femeninos, el cuello, los oídos, la lengua y los riñones. Hace funcionar a nuestro centro nervioso involuntario – el sistema nervioso parasimpático – y controla las funciones inconscientes del cuerpo, así como todo lo relacionado desde encargarse de mantener el ritmo del corazón constante y de digerir la comida hasta de respirar y sudar. También ayuda a regular la presión sanguínea y balancear la glucosa en la sangre, ayuda al funcionamiento general de los riñones, a la liberación de bilis y testosterona, estimula la secreción de saliva, asiste en controlar el gusto y las lágrimas, y juega un papel importante en problemas de fertilidad y orgasmos en las mujeres.

El Dr. Justin Hoffman, un médico licenciado en medicina naturopática, de Santa Rosa, California, dice:

“Sin el nervio vago, las funciones clave que nos mantienen con vida no podrían ser controladas”.

El reconocido nutricionista deportivo y entrenador de acondicionamiento, Brandon Mentore, relata:

“El nervio vago es extremadamente crítico para tu salud general y está cercanamente ligado con muchos órganos y sistemas del cuerpo”.

El nervio vago tiene fibras que potencian virtualmente todos nuestros órganos internos. El manejo y procesamiento de las emociones pasa por el nervio vagal entre el corazón, el cerebro y los intestinos, lo cual es el por qué tenemos una fuerte reacción en el abdomen frente a estados mentales y emocionales intensos.

VAGUS-1
El procesamiento emocional sucede a través del nervio vagal entre el corazón, el cerebro y las tripas.

La disfunción del nervio vago puede resultar en toda una serie de problemas incluyendo la obesidad, la bradicardia (o ritmo cardíaco anormalmente lento), la dificultad para tragar, enfermedades gastrointestinales, desmayos, trastornos del estado de ánimo, deficiencia de la vitamina B12, inflamación crónica, tos dañina y ataques.

Por otro lado, la estimulación del nervio vago ha demostrado mejorar condiciones tales como:

  • Trastorno de ansiedad
  • Enfermedades del corazón
  • Tinnitus
  • Obesidad
  • Adicción al alcohol
  • Migrañas
  • Relacionadas al Alzheimer
  • Intestino flojo
  • Mala circulación de la sangre
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Cáncer

Una Mirada Más Cercana A Este Súper Nervio

El nervio vago es el más largo de nuestros 12 nervios craneales. Solamente la columna espinal es el sistema nervioso más largo. Cerca del 80 por ciento de sus fibras nerviosas – o cuatro de sus cinco “carriles” – llevan la información del cuerpo al cerebro. El quinto carril corre en dirección opuesta, apagando las señales desde el cerebro a través de todo el cuerpo. Anclado en el tronco cerebral, el nervio vago viaja a través del cuello y hacia el pecho, dividiéndose en el vago izquierdo y el derecho. Cada uno de estos caminos está compuesto por decenas de miles de fibras nerviosas que se ramifican en el corazón, los pulmones, el estómago, el páncreas y casi cualquier otro órgano en el abdomen.

El nervio vago usa el neurotransmisor acetilcolina, el cual estimula las contracciones musculares en el sistema nervioso parasimpático. Un neurotransmisor es un tipo de mensajero químico liberado al final de una fibra nerviosa, que permite a las señales ser movidas a lo largo de un punto a otro, lo cual estimula a varios órganos. Por ejemplo, si nuestro cerebro no se pudiera comunicar con nuestro diafragma a través de la liberación de acetilcolina del nervio vago, entonces dejaríamos de respirar.

VAGUS-7
El nervio vago es el más largo de nuestros 12 nervios craneales.

Algunas sustancias como el botox y el metal pesado mercurio, pueden interferir con la producción de acetilcolina. El botox ha sido identificado de apagar el nervio vago, lo que causa la muerte. El mercurio bloquea la acción de la acetilcolina. Cuando el mercurio se une a la proteína tiol en los receptores musculares cardíacos, el músculo del corazón no puede recibir los impulsos eléctricos del nervio vago para realizar sus contracciones normales. Normalmente, a esto le siguen los problemas cardiovasculares. El mercurio usado en los rellenos a sólo centímetros del cerebro, así como las 3,000 toneladas de mercurio en la atmósfera, pueden interferir con la producción de acetilcolina. Las vacunas cargadas de mercurio también pueden tener un papel en el autismo relacionado con el nervio vago en los niños.

Hoffman dice:

“Teóricamente, cualquier cosa que ayude a mejorar la producción y función de la acetilcolina, ayudará también a regular la salud de nuestro nervio vago”.

Él recomienda los nootrópicos naturales huperzina y galantamina para mejorar la sensibilidad de los receptores de acetilcolina.

El daño al nervio vago puede también ser causado por la diabetes, el alcoholismo, las infecciones virales respiratorias superiores, o cortar accidentalmente parte del nervio en una operación. El estrés puede inflamar el nervio, junto a la fatiga y la ansiedad. Incluso algo tan simple como la mala postura puede impactar negativamente en el nervio vago.

VAGUS-9
El estrés puede inflamar el nervio vago, además de la fatiga y la ansiedad.

Es también argumentado que la dieta juega un rol en la salud del nervio vago. Una “dieta de cafetería” obesogénica (comida rápida alta en grasas y carbohidratos), reduce la sensibilidad del nervio vago. Alimentos picantes también pueden causar que falle.

Una Sensación En Tu Estómago

Cuando las personas dicen que sienten mariposas o algo en su estómago, no es pura imaginación, de acuerdo con el Dr. Mark Sircus, acupunturista y doctor de medicina Oriental y pastoral.

“Nuestros instintos viscerales no son fantasías, sino verdaderas señales nerviosas que guían gran parte de nuestras vidas”.

Esto es porque el sistema nervioso entérico (ENS, por sus siglas en inglés), el cual gobierna la función del tracto gastrointestinal, se comunica con el sistema nervioso central (el cerebro) a través del nervio vago. Esto es conocido como el “eje cerebro-intestino”. El ENS algunas veces es llamado cerebro secundario o cerebro de respaldo, centrado en nuestro plexo solar. Sircus continúa:

“Ahora sabemos que el ENS no es solamente capaz de tener autonomía sino que también influencia al cerebro. De hecho, cerca del 90 por ciento de las señales que pasan a través del nervio vago no vienen de arriba, sino del ENS”.

Mantener saludables las vías del intestino y el nervio vago, impacta en nuestra salud mental. Un estudio reciente demostró cómo los antibióticos pueden hacernos agresivos cuando alteran el balance del microbioma en nuestro intestino. Un estudio importante realizado el año pasado por la Universidad McMaster de Hamilton, en Ontario, Canadá, encontró que ciertos microbios beneficiosos del intestino pueden realmente prevenir el TEPT (trastorno de estrés postraumático). Los probióticos pueden ayudar a mantener al intestino y a las señales del nervio vago en un estado saludable, de acuerdo con un informe del Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI, por sus siglas en inglés).

VAGUS-6
Mantener saludables los accesos del intestino y del nervio vago, impacta en nuestra salud mental.

La Dr. Abby Kramer, una quiropráctica y facultativa holística de Glenview, Illinois, explica:

“Los probióticos ayudan a aumentar la actividad vagal, gracias a su conexión con el intestino y las funciones digestivas. El zinc es también un gran suplemento para cualquiera con problemas de estrés o de salud mental, los cuales están relacionados con el nervio vago”.

Impulsando Con Electricidad

Los doctores han aprovechado desde hace mucho la influencia de este nervio en el cerebro. La estimulación eléctrica del nervio vago (VNS, por sus siglas en inglés) es a veces usada para tratar personas con epilepsia o depresión. La VNS está diseñada para prevenir episodios o ataques, enviando pulsos regulares y medianos de energía eléctrica al cerebro a través del nervio vago. Estos pulsos son suministrados por un dispositivo parecido a un marcapasos. Es ubicado bajo la piel en la corteza del pecho y un cable corre desde él hasta el nervio vago en el cuello. Los investigadores que estudiaron los efectos de la estimulación del nervio vago en la epilepsia, encontraron que los pacientes experimentaban un segundo beneficio no relacionado con la reducción de los ataques: sus estados de ánimo también mejoraban.

Un estudio del 2016 publicado en la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), encontró cómo la estimulación del nervio vago con un dispositivo bioelectrónico “mejoró significativamente las condiciones de enfermedad activa en pacientes con artritis reumatoide”, una enfermedad crónica inflamatoria que afecta a 1.3 millones de personas en los Estados Unidos y cuesta miles de millones de dólares al año en tratarse.

VAGUS-4
La estimulación del nervio vago (VNS), es usada para tratar la epilepsia, la depresión y la artritis.

12 Técnicas de Estimulación del Nervio Vago

El nervio vago no necesita ser electrificado para estar en forma. También se le puede tonificar y reforzar de forma similar que a un músculo. Aquí hay algunos simples consejos que puedes hacer que podrían mejorar notoriamente tu salud:

  1. Relaciones Sociales Positivas: Un estudio les pidió a sus participantes a pensar compasivamente sobre los demás mientras repetían entre murmullos frases sobre sus amigos y familia. Comparados con el otro grupo que no lo hizo, las personas que meditaban mostraron un incremento general de emociones positivas como serenidad, alegría, y esperanza después de completar la tarea. Estos pensamientos positivos hacia otros llevaron a una mejora en la función vagal así como en la variabilidad del ritmo cardíaco. Los resultados también demostraron un nervio vago más tonificado de los que meditaban de forma tradicional.
  2. Frío: “La exposición al frío, como los baños con agua fría o un lavado de cara, estimula el nervio de forma similar”, dice Mentore.
    Los estudios muestran que cuando tu cuerpo se ajusta al frío, tu sistema (simpático) de lucha o huida se reduce y tu sistema (parasimpático) de descanso y digestión aumenta, y esto es debido al nervio vago. Cualquier tipo de exposición aguda al frío, incluso beber agua helada, aumentará la activación del nervio vago.
  3. Hacer gárgaras: Otro remedio casero para estimular un deficiente nervio vago es hacer gárgaras con agua. Esto realmente estimula los músculos de la cavidad bucal que son activados por el nervio vago.
    “Usualmente, los pacientes lagrimearán un poco, lo cual es una buena señal, y sino, recomendamos que lo hagan regularmente cada día hasta que noten que comienzan a lagrimear un poco”, dice Hoffman. “Ha sido comprobado que esto mejora inmediatamente el rendimiento de la memoria funcional”.
  4. Cantar y Corear:  Tararear, corear un mantra, cantar el himno, y cantar de forma energética y positiva. Todas estas actividades aumentarán tu variabilidad de ritmo cardíaco (HRV, por sus siglas en inglés) de formas un poco distintas. Esencialmente, cantar es como iniciar un impulso vagal que emite ondas relajantes. Cantar con la parte superior de tus pulmones ejercita los músculos que están detrás de la garganta para activar el nervio vago. Cantar al unísono, usualmente hecho en las iglesias y coros cualquiera, también incrementa la HRV y la función vagal. Se ha descubierto que el canto aumenta la oxitocina, también conocida como la hormona del amor, porque hace que las personas se sientan más cercanas unas a otras.

    VAGUS-3
    La meditación compasiva ha demostrado que resulta en un nervio vago más tonificado.
  5. Masaje: Puedes estimular tu nervio vago al hacerte masajes en tus pies y en tu cuello a lo largo del seno carotídeo, que está ubicado a través de las arterias carótidas en cada lado de tu cuello. Un masaje al cuello puede ayudar a reducir ataques o episodios. Un masaje al pie ayuda a reducir tu ritmo cardíaco y presión sanguínea. Un masaje de presión puede también activar el nervio vago. Estos masajes ayudan usualmente a ganar peso en los niños, ya que estimulan la función intestinal, en gran parte debido a la activación del nervio vago.
  6. Risa: La felicidad y la risa son potenciadores naturales del sistema inmune. La risa también estimula el nervio vago. Investigaciones demostraron que la risa incrementa la HRV en un ambiente grupal.
    Hay muchos casos reportados de personas que se desmayan de la risa y esto puede ser debido a que el nervio vago/sistema parasimpático fue estimulado en demasía. El desmayo puede venir tras una carcajada así como tras la micción, tos, un trago o un movimiento intestinal – todos los cuales son beneficiados por la activación del nervio vago.
  7. Yoga y Tai Chi: Ambos aumentan la actividad del nervio vago y tu sistema parasimpático en general. Estudios han demostrado que el yoga aumenta el GABA, un neurotransmisor relajante de tu cerebro. Los investigadores creen que esto sucede por la “estimulación de aferentes (fibras) vagales”, la cual incrementa la actividad del sistema nervioso parasimpático. Esto es de especial ayuda para aquellos que sufren de ansiedad o depresión.
    Los estudios demuestran que el tai chi puede también “mejorar la modulación vagal”.
  8. Respirar Profunda y Lentamente: Tu corazón y cuello contienen neuronas que poseen receptores, llamados barorreceptores, que detectan la presión sanguínea y transmiten la señal neuronal a tu cerebro. Esto activa tu nervio vago que conecta con tu corazón para reducir la presión de la sangre y el ritmo cardíaco. El respirar pausadamente, con tiempos similares de inspiración y exhalación, aumenta la sensibilidad de los barorreceptores y la activación vagal. Hacer alrededor de 5 a 6 respiraciones por minuto en el adulto promedio puede resultar muy beneficioso.
  9. Ejercicio: El ejercicio incrementa la hormona cerebral del crecimiento, sirve de apoyo a la mitocondria de tu cerebro, y ayuda a revertir el deterioro cognitivo. Pero también ha sido demostrado que estimula el nervio vago, lo que tiene efectos beneficiosos a la salud cerebral y mental. El ejercicio ligero también estimula el flujo intestinal, lo cual es debido al nervio vago.

    VAGUS-8
    La risa estimula el nervio vago y aumenta la HRV en un ambiente grupal.
  10. Enemas de Café: Los enemas son como carreras rápidas para tu nervio vago. Expandir el intestino aumenta la activación del nervio vago, tal y como sucede con los enemas. Esta limpieza es lograda al aumentar la capacidad del hígado para desintoxicar toxinas en la sangre y unirlas a la bilis. En el proceso, el hígado se limpia a sí mismo mientras libera la bilis tóxica en el intestino delgado, y luego grueso, para su evacuación. El suministro entero de sangre circula a través del hígado cada tres minutos. Al retener el café de 12 a 15 minutos, la sangre circulará cuatro a cinco veces para la limpieza, similar a un tratamiento de diálisis. El agua del café estimula la peristalsis intestinal y ayuda a vaciar el intestino grueso con la acumulación de bilis tóxica.
  11. Nervana: Este dispositivo portátil envía suaves ondas eléctricas a través del canal del oído izquierdo para estimular el nervio vago, mientras se sincroniza con la música, lo que a su vez estimula la liberación de neurotransmisores en el cerebro que generan una sensación de calma en todo el cuerpo.
  12. Relax: Aprender a cómo relajarte, bien puede ser la cualidad Número 1 para ayudarte a mantener tonificado tu nervio vago.
    De acuerdo con Hoffman, la mayoría de las actividades de relajación estimularán el nervio vago.

    “Al final, es aquí donde los efectos percibidos más profundamente se pueden encontrar. Leer un libro, escuchar música, ver a los niños jugar – sea lo que sea, mi consejo es buscar la relajación y dedicarle un tiempo y espacio en tu vida”. – Dr. Justin Hoffman.

[Traducido de “12 Ways to Unlock the Powers of the Vagus Nerve“].

Un comentario sobre “12 Formas de Desbloquear los Poderes del Nervio Vago

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: