Una psicóloga explica cómo personas exitosas hacen más en un día que otros en una semana

Por Suzanne Gelb

“Tú tienes las mismas horas en el día que Beyoncé”.

Todos conocemos a alguien que trabaja a tiempo completo, hace voluntariado, lleva un exitoso blog, y de alguna forma todavía encuentra tiempo para ir de compras al supermercado, cocinar comidas orgánicas dignas de televisar, cultivar una relación amorosa, caminar con su adorable perro Boston Terrier, e, incluso – entrenar para correr media maratón.

Estos tipos de “súper realizadores” tienen el mismo número de horas en el día que el resto de nosotros, pero de alguna manera, siempre parecen haber hecho más. ¿Cómo lo hacen?

Como psicóloga y mentora de vida que ha pasado miles de horas trabajando con clientes en los últimos 28 años – incluyendo cientos de horas con clientes que calzan con este perfil de personalidad “súper realizador” – esto es lo que he notado sobre las personas que tienen éxito consistentemente. Además: Cómo puedes ajustar tu mentalidad para convertirte también en un gran realizador.

Comprométete Totalmente

¿Lo que sea que estés haciendo ahora mismo? Dale todo de ti. Comprométete.

Cuando ves a un vallista Olímpico saltando sobre barricadas con una agilidad superhumana, ¿se ve distraído? Nop. Él está 100% inmerso en la tarea a realizar. Y como puedes ver por su éxito, el compromiso conduce a la grandeza.

Entonces, ¿qué es lo que haces cuando sientes que tu mente se aleja del momento presente? Josh Pais, creador de Impulso Comprometido, un entrenamiento de alta intensidad para actores, oradores, y emprendedores, recomienda decir “¡Estoy de vuelta!” en voz alta cada vez que te sientas divagar. Quizás consigas algunas raras miradas de los presentes, ¡pero funciona!

Evita La Multitarea (Hacer varias cosas a la vez)

Tu bandeja de correo electrónico, Whatsapp, Facebook. ese gracioso video viral de gatos, y un aviso publicitario proclamando una gran venta en tu página favorita – estas son probablemente unas cuantas de todas las pestañas que tienes abiertas, jalando tu atención mientras intentas terminar, a la vez, un trabajo o proyecto. No es que sea algo poco ordinario: hacer varias cosas a la vez se ha vuelto la norma.

Pero la mente humana no está diseñada para la multitarea. De hecho, investigaciones han comprobado que somos bastante malos frente a ella. Cuando intentas hacer varias cosas a la vez, pierdes concentración, es más probable que cometas errores, y los proyectos tienden a tomar más tiempo.

Para asegurarte que puedes enfocarte completamente, haz un esfuerzo por cerrar todas las distracciones – si es necesario, incluso encerrar tu teléfono en un cajón mientras trabajes. ¿Extremo? Tal vez. ¡Pero vale la pena intentarlo!

Prohíbe “interrupciones amistosas” a toda costa

Estás trabajando en un proyecto. Estás completamente concentrado, haciendo progresos a la velocidad de la luz.

Entonces, un colega aparece. “Sólo quería tu punto de vida sobre esto”, te dice, dándote un bosquejo de reporte. Lo revisas y le dices lo que piensas. No te toma más de 60 segundos conversar con él. No hay problema, ¿no?

Desafortunadamente, esa pequeña interrupción acaba de descarrilar enormemente tu concentración. Te tomará un promedio de 23 minutos volver a concentrarte completamente en lo que estabas haciendo.

Los súper-realizadores saben que las interrupciones son asesinos de la productividad, así que los evitan a toda costa. (Por alguna razón la mayoría de Gerentes Generales tienen oficinas privadas – ¡con puertas!).

Si tú no tienes una puerta que cerrar, intenta encontrar un espacio silencioso donde no serás molestado, desactiva las notificaciones de correos recibidos por unas horas, o conversa con tu jefe sobre instituir en toda la empresa unas horas de “no molestar” unas cuantas veces a la semana.

Sal con compañeros súper-realizadores

Probablemente has oído la expresión: “Si eres la persona más inteligente en el cuarto, entonces estás en el cuarto equivocado”. Lo mismo aplica para los logros y la productividad.

Existe una razón por qué Beyoncé se enrola con gente como Oprah, los Obamas, y su magnate esposo, Jay-Z. Cuando te rodeas de personas enérgicas de similar pensamiento, tiendes a ascender a su nivel – a la vez que te inspiran.

beyonce-jay-z
Beyoncé y Jay-Z. Getty Images

Trata de recortar tu vida profesional de personas, colegas, e incluso amigos que no te animen. Esto no significa que nunca más deberías ver a estas personas de nuevo o que tienes que separarlos completamente de tu vida. Pero sé consciente acerca de con quién eliges pasar la mayoría de tu tiempo. Intenta rodearte con súper-realizadores tanto como te sea posible.

¿No sabes dónde encontrarlos? Únete a un club o grupo desafiante (Corredores de maratón 10K, por ejemplo), o escribe un correo a alguien que admires. O tal vez ya haya alguien así que conozcas en la vida real, pero has sido demasiado tímido para hablarle. Déjale una nota que diga: “Me gustaría invitarte a almorzar a tu lugar favorito”. Nunca sabes a dónde puede llevarte una simple invitación.

Evita construir ciertas emociones

Cuando permites que emociones negativas – como la frustración, enojo, decepción, u odio a uno mismo – se desarrollen dentro de ti como agua a punto de hervir en una tetera, puedes fácilmente caer en un camino destructivo.

Tarde o temprano, todos esos sentimientos reprimidos van a obligarte a actuar – sea que eso signifique atiborrarte de papas fritas a medianoche, ver 14 horas seguidas de tu serie favorita en vez de lidiar con urgentes fechas de entrega, o enrolarte en otro comportamiento que te deje más frustrado (sin mencionar cansado, desganado, o nauseabundo) que nunca. Lo cual no es bueno para tu productividad.

Los súper-realizadores saben cómo manejar sus emociones efectivamente para prevenir el efecto tetera. La mayoría de súper-realizadores que conozco tienen algún tipo de ejercicio de control de las emociones en el que confían: meditar, llevar un diario, una revisión semanal con un mentor de vida, o una buena sesión de gimnasio al estilo de la vieja escuela golpeando sacos de box.

Encuentra alguna estrategia que funcione para ti. Sabrás que está funcionando cuando sientas una sensación profunda de alivio y liberación – como si una tonelada de ladrillos hayan sido levantados de tus hombros, dejándote con la sensación de estar ligero, desahogado, ya no enojado, ¡y listo para volver a ser asombroso!

Por último, pero no menos importante, recuerda que esos increíbles súper-realizadores que admiras – y que aspiras a ser  – son sólo personas ordinarias, también con defectos y miedos.

Como Beyoncé misma dijo una vez: “Sé que soy más fuerte en las canciones, de lo que soy en la realidad”.

Todos somos seres humanos intentando trabajar, vivir, y navegar el mundo usando todas las herramientas y habilidades que tenemos. En vez de enfocarte en una impecable perfección, enfócate en dar lo mejor de ti – y así siempre serás un éxito.

[Traducido del artículo “A psychologist explains how successful people do more in a day than others do in a week”].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: