Se Registra Actividad Cerebral En Paciente Diez Minutos Después de su Muerte

Por Jonathan O’Callaghan

Toma esto con pinzas. Un estudio ha encontrado actividad cerebral en un paciente 10 minutos después de que se le desconectara del soporte vital, en otras palabras, luego de que estuviera clínicamente muerto.

Publicado en La Revista Canadiense de Ciencias Neurológicas, el estudio fue dirigido por la Universidad de Ontario del Este en Canadá. Los investigadores examinaron las grabaciones del electroencefalograma (EEG) de cuatro pacientes, que es una prueba para determinar actividad cerebral.

Un paciente es considerado muerto cuando su corazón no registra actividad en el monitor electroencefalográfico (ECG), sino una línea plana. La actividad consistió en una ráfaga de ondas delta, con frecuencia asociados al sueño profundo. Sugiere que la forma en cómo muere alguien es una experiencia única.

La actividad EEG había cesado para tres de los cuatro pacientes antes de que el ECG se volviera plano. Pero para uno de los pacientes, hubo una ráfaga de ondas delta 10 minutos después de la muerte. Y los autores se sintieron perdidos para explicar por qué ocurrió.

Es difícil leer mucho en los resultados por el momento, considerando que es un caso particular. El estudio también sugiere la posibilidad de que los resultados podrían haberse dado debido a un error inexplicado en los equipos, aunque no parecía haber ningún mal funcionamiento.

“Es difícil postular una base fisiológica para esta actividad EEG, dado que ocurre luego de una prolongada pérdida de circulación”, los investigadores escribieron en su artículo. “Estas ráfagas en formas de ondas podrían, por lo tanto, ser de naturaleza artificial, aunque no se pudiera identificar una fuente artificial”.

También se señaló que no había evidencia para la llamada “onda de la muerte”, un aumento de la actividad cerebral a veces aludido a momentos antes de morir. En cambio, encontraron que no había relación entre el momento en el que el corazón de cada paciente dejaba de latir y sus grabaciones EEG respectivas.

Los investigadores señalaron que sus descubrimientos podrían presentar complicaciones para la donación de órganos. Con la muerte actualmente siendo determinada por la circulación, ellos dicen que podrían haber “preocupaciones médicas, éticas y legales”.

Y Neurokeptic señala que “el pequeño tamaño de muestra y el hecho de que todos estos pacientes estaban severamente enfermos y bajo medicinas sedantes fuertes, hacen difícil saber hasta qué punto los hallazgos se generalizarán”.

Pero es ciertamente interesante, y complica aún más la investigación sobre qué sucede con nuestros cuerpos después que morimos. ScienceAlert dijo que un par de estudios en el 2016 encontraron más de 1,000 genes funcionando días después de la muerte. Aún así, quizás todavía sea pronto para ir corriendo por ahí diciendo que hay vida luego de morir.

[Traducido del artículo “Brain Activity Seen In Patient Ten Minutes After Death”].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: