¿Necesitas dejar algunos malos hábitos? Este profesor de psicología tiene la solución

Por Peter Gollwitzer

Profesor de Psicología, Universidad de Nueva York

Todos tenemos malos hábitos. Quizás comes snacks cuando estás estresado, y bebes mucho cuando estás con amigos. O tal vez desperdicias demasiado tiempo en las redes sociales, y entras en argumentos innecesarios con colegas, amigos, y familia.

Para cambiar estos malos hábitos, amigos y terapeutas puede que te digan que simplemente tienes que convertirlos en metas, y a través del camino – si intentas lo suficientemente fuerte – te desharás de ellos. Sin embargo, exhaustivas investigaciones en la ciencia de la motivación han demostrado que hay una amplia disparidad entre tener el objetivo de controlar los malos hábitos y realmente hacerlo. Esto es verdad para malos hábitos relacionados a todos los aspectos de la vida incluyendo salud, trabajo, y la vida social de uno. Entonces, ¿qué puedes hacer para reducir esta diferencia?

En mi investigación en los EE.UU. y Alemania sobre la autorregulación de búsqueda de objetivos, descubrí que la gente tiene que hacer planes en cómo implementar sus objetivos. Los planes más efectivos son aquellos que especifican cuándo, dónde y cómo quieres actuar sobre tus objetivos usando un formato “si-entonces”. Toma el beber en exceso en compañía de tus amigos como un ejemplo. En la parte “si” del plan, identificas la crítica situación que usualmente activa tu mal hábito. Quizás el detonante sucede cuando tus amigos te ofrecen unos tragos. En la parte “entonces” del plan, especificas una acción que te detiene de aceptar la oferta, al responder a ello diciendo que hoy prefieres un vaso con agua. Y luego relacionas las partes “si” y “entonces” y las conectas para hacer un plan “si-entonces”. “Si el Viernes en la noche mis amigos me ofrecen un trago, entonces responderé: ¡Hoy prefiero un vaso con agua!”.

¿Suena muy sencillo? Bueno, una infinita línea de estudios publicados en revistas especializadas con niños, adultos, y personas mayores a muy mayores alrededor del mundo, han demostrado que los planes “si-entonces” aumentan significativamente la tasa de realización o logro de objetivos. Esto aplica para los objetivos en la salud, éxito y dominio interpersonal, para gente de diferentes culturas y antecedentes sociales, e incluso para las personas que tienen problemas con la autorregulación en general (p. ej., niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés), personas que sufren de adicciones, pacientes con lóbulo frontal).

¿Cómo estos sencillos planes “si-entonces” pueden ser efectivos en conseguir cambios en el comportamiento? En experimentos de laboratorio, descubrimos que estos planes hacen que la acción en la parte de “entonces” sea mucho más fácil de realizar cuando se encuentra la situación crítica. La persona ya no tiene que decirse a sí misma que quiere romper un mal hábito y entonces tratar muy duro para hacerlo. Mas bien, al encontrar la situación crítica especificada en la parte “si”, activa la respuesta pre-planeada de una manera rápida, fácil, e incidental. Ya que el plan “si-entonces” delega el inicio de la respuesta planeada a la especificada situación crítica, es quitado de las manos de la persona quien – como consecuencia – no tiene más que jugar un rol de premeditado “controlador” de sus acciones. En vez de eso, esta persona ahora hace una pre-programada, casi automática respuesta.

No es difícil aprender a hacer buenos planes “si-entonces”. Sólo tienes que detectar las propias situaciones críticas que activan tus malos hábitos, y tienes que identificar esos comportamientos que puedes y quieres realizar en vez de los habituales. Gabriele Oettingen, una colega de la Universidad de Nueva York, ha desarrollado una app llamada WOOP (Deseo-Resultado-Obstáculo-Plan, por su traducción al español) que te guía a través de un número de pasos ayudándote a especificar las partes de “si” y de “entonces” del plan “si-entonces” que necesites.

Entonces, si no quieres caer víctima de tu mal hábito de revisar los correos cada vez que tienes un momento libre, sólo haz el siguiente plan “si-entonces”: “Si encuentro un momento de tranquilidad hoy en la noche, entonces descargaré la aplicación WOOP”.

[Traducido de “Need to break some bad habits? This psychology professor has the solution”].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: